Tres consejos para mejorar la agilidad de tu pyme

No existe un solo camino hacia la innovación. De hecho, hay tantas maneras diferentes de innovar como problemas a solventar en el trayecto para impulsar la agilidad de tu pyme.

La velocidad y complejidad del mercado actual hace que las pymes deban sacar el máximo provecho de sus oportunidades. También deben gestionar proactivamente el cambio que podría amenazar su supervivencia. Para mantener tu negocio con éxito, debes situar la agilidad en el corazón de tu organización. Solo así podrás gestionar tu modelo de negocio más fácilmente. Deja correr lo que no funciona e introduce nuevos productos y servicios que respondan a las cambiantes expectativas de los consumidores.

La mayoría (90,8%) de los directivos de pymes españolas están centrados en la mejora de la agilidad empresarial. Así lo asegura el último estudio sobre el lugar de trabajo digital realizado por Ricoh. Esto es, sin duda, una muy buena noticia. Pero en la carrera por alcanzar la agilidad hay tres grandes obstáculos que debes sortear.

Mejora la agilidad de tu empresa¿Cómo mejorar la agilidad de tu pyme?

Revisa los procesos de negocio

Los procesos internos corren el peligro de convertirse en un “punto ciego”. Demasiados líderes de pymes los ignoran en su esfuerzo por ser más ágiles. Según nuestro estudio, el 73% de los directivos de pymes no mencionan los procesos de negocio como punto clave a la hora de mejorar su agilidad. Pero lo cierto es que, para mejorarla, necesitas examinar los procesos de tu empresa. Y, además, hay que actualizarlos con herramientas que superen las formas tradicionales de trabajo físico y en papel. Es decir, que impulsen la colaboración empresarial con, por ejemplo, equipos multifuncionales que permiten la facturación electrónica y la administración de documentos.

Invierte en la tecnología que necesitas para mejorar la agilidad de tu pyme, no en la que está de moda

Aunque los directivos de las pymes entienden la importancia de la tecnología para mejorar la agilidad de sus empresas, el 37% dice que no tiene los recursos necesarios para invertir en ella. Cuando los presupuestos son limitados, se debe priorizar la correcta inversión en tecnología para ser más competitivo. De hecho, según nuestra investigación, el principal factor que frena el avance de las empresas es el uso de tecnologías antiguas. Por tanto, no veas la tecnología como una simple oportunidad de ahorrar costes a corto plazo. Identifica la tecnología que tendrá el mayor beneficio a largo plazo. En este sentido, las pantallas interactivas son la solución para reuniones altamente eficaces, ya que permiten conectar las ideas y el talento de tus colaboradores.

Adáptate a los cambios con una cultura de colaboración empresarial

En los negocios, la regla general establece una estructura clara donde todos los empleados siguen un marco de gestión establecido. A primera vista, este modelo podría tener sentido. Pero no deja espacio para que los empleados que son audaces e innovadores aporten ideas creativas que proporcionen nuevas visiones para el futuro. Por eso, las estructuras de gestión poco flexibles acaban fracasando. La rigidez no permite a las empresas capitalizar los cambios en el mercado. Por ello, lo mejor es reemplazar las estructuras organizativas jerárquicas, gestionadas de arriba abajo, por una nueva cultura corporativa. Hay que adoptar nuevos marcos de trabajo más abiertos basados en la colaboración empresarial. El objetivo es fomentar formas de pensar innovadoras que permitan a los empleados tomar decisiones rápidas y precisas. Después de todo, la agilidad es un juego de equipo.

 

Pilar Urreta
Pilar Urreta
pilar.urreta@ricoh.es

Responsable de comunicación externa y Content Strategy de Ricoh España

No hay ningún comentario aún

Escribe un comentario

Recibe los mejores consejos sobre colaboración empresarial