Mak3rs By Ricoh

Hace un año comenzamos en Ricoh España un nuevo programa de voluntariado corporativo que nació a raíz del trabajo conjunto entre los profesores de nuestro entorno y nuestros propios empleados. En estas sesiones de trabajo conseguimos dibujar un programa que atendía a las realidades de las escuelas: poco uso de la tecnología, un porcentaje preocupante de alumnos desmotivados y las ganas de unir más el mundo de la escuela con el mundo de la empresa.

Así, apostamos por crear un programa que pusiera el foco en la tecnología como palanca de innovación y cambio en las aulas. Queríamos impulsar el uso de la tecnología, no sólo como elemento motivador y transformador, sino también para dar una respuesta más acorde al perfil de alumnos actuales (que han nacido en una sociedad 100% tecnológica, son nativos digitales).

Este nuevo enfoque nos llevó a multiplicar por 4 el número de voluntarios que teníamos, fruto de poner en valor y relevancia sus habilidades y conocimientos, pero también, de brindarles la oportunidad de compartirlos con las escuelas. Un proyecto que nació como un piloto y que  en sus primeros pasos ya llegó a impactar en más de 4.500 personas.

Tuvimos muy buenos resultados y aceptación por parte de alumnos, profesores y voluntarios. Pero más allá, detectamos un especial interés hacia lo que consideramos el futuro de la impresión: la impresión 3D. Un futuro en el que la impresión 3D transformará el mundo de la industria, investigación, joyería, sanidad, educación, etc., tal y como los conocemos hoy en día.

Es entonces cuando decidimos poner en valor y acabar de dar forma a esta demanda que provenía de las escuelas. Para ello, nos pusimos manos a la obra y buscamos a un partner: Ayuda en Acción, que ya tiene una red de escuelas en las que trabaja directamente con los jóvenes para reducir la brecha digital. Tanto Ayuda en Acción como nosotros compartimos la apuesta por la tecnología como una oportunidad de futuro para los alumnos que no están en la mejor situación social. Y de esta colaboración ha nacido Mak3rs by Ricoh.

Para lograr el éxito del programa, necesitamos que vuelva a ser impulsado por nuestros empleados. Así que hemos convertido este programa en el objetivo de nuestro Mes Solidario. Cada diciembre, los empleados de Ricoh se unen para realizar acciones de Fundraising para alcanzar un objetivo. Este año nos hemos unido para dar vida a Mak3rs by Ricoh: más de 2.000 empleados recaudan fondos para poder llevar a cabo 11 retos. 11 escuelas recibirán una donación de Ricoh, una impresora 3D acompañada por la formación de la misma por parte de nuestro equipo de voluntarios. Con esto buscamos que los profesores acerquen la tecnología a sus alumnos y abran ante ellos todo un mundo de posibilidades al alcance de su mano, al alcance de la impresión 3D.

 


Nuestro compromiso.