Horario flexible y espacios que impulsen la creatividad

Flexitime: horario flexible para impulsar la creatividad

Como ya apuntamos en el anterior artículo sobre Smart Working, además del espacio, el trabajo inteligente está estrechamente relacionado con el uso del tiempo. La tendencia de las organizaciones es, cada vez más, intentar que sus necesidades se correspondan con las de sus empleados. Uno de los puntos de equilibrio se encuentra en el horario flexible. Es lo que se denomina flexitime.

Un horario flexible implica la posibilidad de iniciar la jornada laboral más temprano que el horario establecido y salir más temprano, o de entrar más tarde y finalizarla más tarde. En general, hay un momento de confluencia de todo el equipo de trabajo en lugares y momentos prefijados durante todos los días o algunos días a la semana. Una opción más avanzada es organizar el trabajo de los empleados de manera remota, de acuerdo con su responsabilidad y objetivos delineados, sin dependencia de espacios y horarios fijos. Tanto si es de una manera u otra, lo principal es la coordinación que debe haber entre los distintos participantes en un proyecto.

Flexibilidad para adaptarse a las nuevas formas de trabajar

Hay tres grandes opciones de flexitime:

  1. Horario libre: donde trabajas cuando quieras, según un deadline (fecha límite), para cumplir con los objetivos. Es la modalidad actual de, por ejemplo, un periodista freelance, un desarrollador u otros profesionales que trabajan por proyectos.
  2. Horario flotante: donde hay un mínimo de horas o una franja horaria en la que obligatoriamente se debe compartir un lugar común de trabajo.
  3. Horario fijo-variable: son horarios fijos, pero hay distintas opciones en función de las necesidades. Se organiza según horarios rotativos: se puede trabajar de 7h a 15h o de 10h a 18h, por ejemplo. Cada opción tiene múltiples variantes, en función de las necesidades del negocio y de las personas que trabajan en él.

El trabajo flexible es una manera de conciliar la vida laboral con la personal. Entre sus beneficios están reducir los problemas de tráfico en horas punta o generar un ahorro energético sustancial. También permite disfrutar más de tu vida personal y mejorar la logística. Como ejemplo, el horario flexible te da la posibilidad de llevar o recoger a tus hijos de la escuela. Para una empresa que presta servicios al público, por ejemplo, el horario flexible podría permitir expandir su horario de atención.

Flexitime para fomentar la creatividad

El horario flexible o flexitime mejora la conciliación a la vez que impulsa la creatividad

Flexitime da la oportunidad de mejorar la conciliación a la vez que impulsa la creatividad

El flexitime también impulsa la creatividad porque mejora la satisfacción y la experiencia de los empleados. Por probabilidad, es más fácil que una idea aparezca cuando creamos un ambiente idóneo, confortable y relajado. Y en este punto, la tecnología y las diferentes herramientas de colaboración como pantallas interactivas, sistemas de videoconferencia o el cloud nos brindan la oportunidad de colaborar desde cualquier lugar y en cualquier momento a la velocidad de las ideas.

Mientras la creatividad es terreno exclusivo de las personas, las tareas rutinarias y repetitivas van a ser absorbidas por la robotización y la automatización. Ya existen sucursales bancarias en las que no hay ni un solo empleado humano. O restaurantes atendidos por máquinas. Este tipo de experiencias que se multiplicarán en los próximos años. Ello implica que para todo aquel trabajo que pueda ser sustituido por inteligencia artificial no hay la necesidad ni el interés de fraccionar el tiempo de trabajo.  Es decir, se puede cubrir 24/7 los 365 días del año.

Cuando las personas y las organizaciones hacen ‘match’

El tema del horario flexible pasa por entender la individualidad de cada empleado. Pero también implica que cada uno sea o aprenda a ser responsable de sí mismo. Tal vez el horario flexible no sea para todo el mundo, ni para cualquier compañía. Ahora bien, toda empresa que tenga la capacidad de entender las individualidades que la componen y que a la vez sus empleados tengan la capacidad de entender los requerimientos organizacionales, puede marcar la diferencia y convertirse en un entorno deseable y más productivo.

El concepto que debe acompañar el tiempo flexible es el de la “responsabilidad incondicional”. Esto significa que el vínculo entre compañía y trabajador no está basado en una remuneración. La relación se fundamenta en un compromiso integral entre ambas partes. En este sentido, ya estamos viendo cómo la noción de “empleado” está desapareciendo para dar paso a la figura del “colaborador”. Es lo que en Ricoh llamamos “iWorker“. Se trata de un empleado que trabaja cada vez más en equipo, de manera conectada y colaborativa. El iWorker prima la movilidad, las herramientas digitales y las soluciones de comunicación que le permiten tener acceso a toda la información en cualquier momento y lugar.

Hemos entrado en una nueva era en la que el horario flexible es una de las condiciones más valoradas por los colaboradores. Sobre todo de las nuevas generaciones. Es ya, por tanto, de las bazas más interesantes del employer branding de tu empresa. Eso sí, demanda madurez tanto de la organización como personal. Una madurez que topa con el modelo laboral tradicional y que conlleva, por ello, un cambio de cultura corporativa.

¿Quieres saber más sobre Flexibilidad?
Carlos Cano
Carlos Cano
carlos.cano.torres@ricoh.es

Responsable de Comunicación en Social Media y red social corporativa de Ricoh España y Portugal

No hay ningún comentario aún

Escribe un comentario

Recibe los mejores consejos sobre colaboración empresarial